hostelVending
17
Saturday,
November 18
Nacional Víctor Küppers |

"Igual que hay hábitos para comer sano los hay para pensar en positivo"

victor küppers,psicología positiva,evex 2018,
Hostelvending.com | 2018-11-01

Victor Kuppers

Programa de EVEX 2018

HOSTELVENDING.com 02/11/2018.- Alegría y entusiasmo. Estas son las dos palabras que Víctor Küppers siempre resalta en sus conferencias, charlas de las que podremos disfrutar en la próxima edición de EVEX 2018 que se celebra en Sevilla. Hablamos con el protagonista para conocer un poco más de su labor.

-¿Qué haces exactamente en tus charlas?

Me hubiera encantado ser un experto en psicología positiva, pero no lo soy. Lo que hago es leer a los que sí lo son y trasladar esas ideas a las empresas.

-¿Qué es la psicología positiva?

Es una ámbito de la psicología que estudia el comportamiento de esas personas que viven con alegría, optimismo, ilusión y esperanza. Una de las cosas que han descubierto es que no solo tiene un componente genético sino que también influyen las circunstancias que uno tiene en la vida y una tercera variable muy importante que es lo que cada uno de nosotros hace. La psicología positiva se centra en aportar ideas de qué se puede hacer y afrontar la vida con alegría cuando tienes problemas o preocupaciones.

-Alegría y empresa son conceptos que cuesta integrar... Pero de un tiempo ha esta parte, esa psicología positiva sí que se está trabajando de manera más decidida como por ejemplo a través del coaching.

En gran parte así es. Pero es un trabajo diferente al que yo realizo. El coach suele centrarse en ayudar a una persona, es un trato más personalizado. Yo solo hago conferencias. Hay todo un boom del coaching y es algo peligroso porque parece que todo el mundo está capacitado para hacerlo y no es así. Por eso yo no hago coaching.

-¿Es una técnica motivacional para la empresa que se hace en grupo?

En parte así es. A través de las conferencias lo que intento es ayudarles a pensar y a reflexionar sobre la importancia, capacidad y responsabilidad que tenemos todos de vivir y trabajar con alegría. Es verdad que es un discurso que muchas empresas no se creen, que te contratan por cubrir el expediente y porque queda muy vistoso, pero hay otras que se lo toman muy en serio. Vivimos una época difícil y hay que luchar contra el desánimo.

-¿Cuáles son las claves para despertar a la gente ante esta realidad de buscar la felicidad en uno mismo?

Yo primero distingo entre las personas que sufren un drama y las que no. Hay personas con verdaderos problemas y en esas circunstancias es complicado aspirar a vivir con alegría. Pero cuando no los tienes hay cosas básicas que se pueden hacer como centrarse en ver lo positivo.

Estamos empeñados siempre en ver el lado negativo de todo, lo que falta y lo que no funciona. Se puede aprender a valorar de otra manera y estar agradecido, a ponerte ilusiones, distinguir lo que es importante en la vida. Vamos tan rápido en esta sociedad que a veces nos olvidamos de esto último y hay que tener claro que lo básico son las personas a las que queremos.
Los psicólogos inciden mucho en eso: en querer a las personas que más queremos.

También es importante apoyarse en los amigos, en disfrutar lo que te toca hacer, en no quejarte, no entrar en ese bucle de protesta constante y rodearte de gente que también se pasa el día quejándose. Son ideas sencillas y prácticas, no quiere decir fáciles, pero sí son de sentido común.

-¿Pero el sentido común no ha muerto aún?

Vivimos en una sociedad que nos desanima mucho. Vemos la política, la economía, el cambio climático... Un entorno tan estresante, en el que todo es urgente y en el que pasamos demasiado rápido por todo, necesitamos recuperar el ánimo, la gente está cansada de todo.

-¿Se trata de reaprender esa actitud vital que tenemos cuando somos niños?

Los psicólogos hablan más que de actitud de hábitos. El que disfruta de todo no es que tenga un don, sino que disfruta porque le da la gana. Uno tiene que ser consciente de que puede. Igual que hay hábitos para comer sano los hay para pensar en positivo con las mismas preocupaciones que tenemos. No es fácil y es una lucha constante del día a día para adquirir ese hábito.

-¿Qué pueden hacer las empresas para ayudar a sus trabajadores a trabajar ese hábito?

Hay muy pocas que lo creen, pero las empresas pueden hacer mucho. Hay empresas que están apostando por horarios flexibles, ayudar a conciliar la vida laboral y familiar, se lo toman muy en serio y se preocupan por la salud física, mental y emocional de sus empleados.
La condiciones que nos ponen en el trabajo son las que nos ayudan a hacerlo con más o menos alegría. Su primera responsabilidad social debe ser esta: cuidar a las personas. Pero hay mucho merluzo suelto en cargos directivos.

-¿Algún truquillo para favorecer los buenos hábitos? ¿Ejercicios mentales?

No hay fórmulas y soluciones fáciles. Volvemos a lo que decíamos antes, disfruta con lo que haces y sé amable. La esencia y la base sin duda es encontrarle sentido a la vida que es lo que pierde mucha gente. Cuanto se encuentra un propósito, todo fluye de manera más fácil. Si no lo logra encontrar, solo puedes poner parches y de ahí se llega a la frustración.

-¿Qué empresa sería un ejemplo a seguir?

Prefiero no dar nombres porque seguro que me olvidaría de muchas. Pero además hay algunas que lo hacen muy bien en unos ámbitos y rematadamente mal en otros. Vivimos un momento en el que solo prima el dinero y la rentabilidad. Todos esos objetivos solo se dirigen en un mismo camino: más dividendos para los accionistas y eso siempre lo pagan los trabajadores. Las empresas realmente éticas que no solo están preocupadas por maximizar beneficios serían el mejor ejemplo.

-Una gran paradoja, ya que las empresas quieren ganar más, pero no cuidan uno de sus principales activos para lograrlo...

Totalmente de acuerdo. Cuando se entienda que una persona feliz y contenta trabaja mejor y es muy productiva -algo que tampoco debería ser complicado de entender-, se avanzará. Volvemos al nivel de los que mandan en mucha de estas empresas y que son verdaderamente indecentes e inmorales.

-¿Con este discurso las empresas te siguen contratando? (risas)

Bueno lo que no pueden es pretender que si son empresas inmorales y decentes, estos discursos de positividad vayan a servir de algo, no les va a ayudar a solucionar sus problemas seguro. Es contraproducente. Tienes que querer ayudar a esas personas a que sean mejores personas y vivan con alegría. Si la mentalidad es que el trabajador sea un recurso, que produzca más y cobre menos, estamos equivocados.

Recibir información de máquinas y proveedores
Registrarse en Hostelvending
Buscar Empresas
Puede dar de alta gratuítamente su empresa, productos y/o máquinas de vending. Para ello solamente necesita registrarse y completar el formulario de alta de empresa en el directorio. Regístrese ahora.


TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR

Quiénes somos | Contacto
Aviso Legal | Política de Cookies | Política de Privacidad
C/ Ferrocarril del Puerto, 8. Oficina 18. (Málaga)
Publicidad - Tarifas - Dossier 2018 | Dossier 2018 (IN)
HostelVending.com se publica bajo licencia CC

CC