hostelVending
17
Saturday,
November 18
Productos Debate con... Cambiando el Vending |

“Es falso que la oferta actual del vending es lo que demanda el consumidor”

vending saludable,debate,cambiando el vending
Hostelvending.com | 2018-11-08

cambiando

Últimas tendencias alimentarias en España: la demanda de comida saludable crece un 260%

HOSTELVENDING.com 08/11/2018.-  En un contexto donde el vending saludable es algo cada vez más debatible, parece que están naciendo actores sociales que ya cuestionan conceptos que hasta ahora se habían dado por sentados en torno a lo que es saludable y lo que no. Cambiando el Vending se trata de una asociación estudiantil que precisamente se ha marcado ese objetivo: conseguir que los operadores sean conscientes de lo que están ofertando en las expendedoras y demostrar que es necesario encontrar alternativas saludables.

Debatimos con la plataforma algunos de los pros y contras de la alimentación saludable y la posbilidad de implantar este concepto en las máquinas de vending de una forma rentable.

El vending se trata de un negocio, su finalidad es ganar dinero. ¿Por qué habría que privar a los empresarios del sector de este derecho?

Nosotros no tenemos la legitimidad para inmiscuirnos en la oferta alimentaria dentro del ámbito privado. En ese sentido, el mercado debería modificarse mediante una legislación diferente a la actual, pero es algo que escapa a nuestras manos. Por ello, nosotros nos centramos en el ámbito público. Defendemos la libertad del mercado para desarrollarse y generar riqueza. Lo que no se puede tolerar es que esta libertad sobrepase los derechos más básicos de los ciudadanos. La Salud Pública es un pilar de nuestro sistema del bienestar y un valor que muy pocos niegan como imprescindible en nuestra sociedad. Por ello, el derecho al lucro de las empresas en la esfera pública está subrogado a ciertas normas, para evitar que las fluctuaciones generadas por la desinformación y la manipulación marketiniana afecte a la salud de la población. Es por esto que hace muchísimos años que vemos una evolución positiva hacia la prohibición de productos con un grave impacto en la Salud Pública, como es el caso del tabaco o el alcohol. Es hora de que este cambio llegue también a la alimentación.

Pero el número de bandejas y espirales dentro de la máquina es limitado. No se puede configurar una oferta que abastezca todas las posibles demandas del consumidor sin que afecte a la rentabilidad del operador….

Es cierto que la oferta de las máquinas está limitada a una serie de ítems, y que no podemos satisfacer las demandas de la totalidad de la población. Teniendo lo anterior en cuenta, nuestros análisis son claros al respecto. Lo que más encontramos son máquinas en los que el contenido saludable en bebidas no supera el 45% y en comidas no supera ni siquiera el 10%. Es decir, que el escollo al que nos enfrentamos no es una abundancia de buenvending poco variado, sino a una descarada inexistencia de este. El problema no está en la variedad, sino en la pésima calidad del vending actual.

En teoría, el operador de vending únicamente ofrece en sus máquinas lo que el consumidor demanda. ¿De verdad creéis que un operador se va a negar a ofrecer productos saludables si los consumidores los estuviesen demandando?

Realmente lo que ofrecen los operadores son los productos que generan más ingresos (principalmente a corto plazo). Dado que un parte considerable de los productos saludables son perecederos, muchos operadores deben realizar una inversión y modificación del transporte, reposición y mantenimiento de productos, y aunque no sean muy difíciles o costosos, les echa para atrás.

Es falso que la oferta actual, casi completamente compuesta por malvending, sea lo que demanda el consumidor. La gran parte de empresas del sector están intentando virar hacia el vending saludable, e incluso han aparecido otras nuevas que se dedican únicamente a la venta de buenvending, con un éxito creciente. Es innegable que el mercado pide un vending saludable y que es cuestión de una modificación en los cánones exigidos a las empresas distribuidoras para que el buenvending no sea solo una exigencia, sino una realidad en nuestra vida cotidiana.

El elegir saludable es responsabilidad del consumidor y éste siempre es libre para elegir entre un producto saludable y uno que no lo sea.  ¿Por qué restringir la oferta únicamente a productos saludables?

Esta afirmación está completamente sesgada hacia los intereses empresariales. El mercado es necesario y hay darle libertad en la medida de lo posible. Pero hay ciertas premisas que no se pueden cuestionar, como es el caso de la Salud Pública. Todos nosotros nos echaríamos las manos a la cabeza si en los hospitales todavía se vendiera tabaco o alcohol. Los alimentos ultraprocesados, al igual que estas drogas, provocan un aumento del riesgo de sufrir multitud de patologías.  Sufrimos una epidemia en aumento de enfermedades crónicas ligadas completamente a la nutrición, como la obesidad, la diabetes, el cáncer… Es un problema de toda nuestra sociedad. Por lo tanto, achacar la culpa de esto a los individuos de forma aislada es una irresponsabilidad. Cambiar el entorno alimentario debería ser una prioridad en nuestras políticas de Salud Pública.

cambiando el vending

Entonces…. ¿la responsabilidad recaería sobre la Administración Pública?

Sin duda alguna. Las políticas de Salud Pública son las que crean las “normas de juego” del mercado alimentario en las instituciones públicas. Estas normas nos deben decir, al menos, unos requerimientos mínimos de alimentos saludables. Bajo nuestro criterio, ofrecer estos alimentos insanos (mayoritariamente los ultraprocesados), cuando la evidencia de su perjuicio en la salud es innegable, es de una irresponsabilidad institucional enorme y refleja en última instancia la desmesurada influencia que tienen ciertos sectores de la industria alimentaria en las políticas alimentarias de nuestro país.

En cualquier caso las máquinas de vending son las únicas perjudicadas en el debate sobre la oferta saludable. Después no se le exige lo mismo al bazar de la esquina o al supermercado. ¿Por qué al operador de vending sí se le exige?

Es cierto que la oferta alimentaria es nefasta de forma generalizada. El origen de nuestro ambiente obesogénico es multifactorial y son muchos agentes implicados. No obstante, este argumento es el típico que usa la industria del vending para echar balones fuera y mirar a otro lado, como si no tuviera responsabilidad alguna del impacto de sus máquinas en la Salud Pública.

El vending es un sector en crecimiento y que ya actualmente genera unas ganancias enormes, siendo parte del patrón alimentario de muchas personas. Tenemos pruebas científicas contundentes sobre el tremendo impacto que tienen los expendedores automáticos en la salud de la población, especialmente en niños. Que nuestro proyecto se centre únicamente en el vending no quiere decir que este sea el único problema ni mucho menos, sino que creemos que aunando fuerzas en un objetivo claro y específico es más probable que consigamos un mayor impacto y un cambio real en nuestro entorno alimentario.

También es verdad que existen problemas con los proveedores de alimentos. Muchas veces no hay fabricantes que adapten sus formatos a las máquinas de vending.

El error que nosotros percibimos tras esta afirmación tiene que ver esencialmente con el criterio que discierne entre productos saludables y no saludables. La mayoría de empresas que buscan un vending más saludable se basan en las pautas de la estrategia NAOS, un código de carácter voluntario para las empresas creado hace muchos años y cuyo criterio nutricional está totalmente desactualizado en cuanto a evidencia científica se refiere. Esto es así pues pone el foco en aspectos aislados de los alimentos, ignorando el origen de los ingredientes, el grado de procesamiento o la palatabilidad de los mismos. Así, nos encontramos paradojas aberrantes como que un refresco sin azúcares (que sigue siendo insano por su alta patabilidad y nulo valor nutricional) quede mucho mejor bajo este criterio que unos frutos secos.

Es decir, si nos ceñimos a la ciencia más actual, defendida por la amplia mayoría de expertos, la gama de productos que entrarían dentro del vending saludable no es para nada limitada, existiendo una amplia variedad tanto de alimentos frescos (frutas, yogures o ensaladas) que requieren una logística algo más cuidadosa, como de alimentos no perecederos de calidad (frutos secos crudos o tostados, fruta desecada, queso curado, chocolate con alto porcentaje de cacao,…).

Recibir información de máquinas y proveedores
Registrarse en Hostelvending
Buscar Empresas
Puede dar de alta gratuítamente su empresa, productos y/o máquinas de vending. Para ello solamente necesita registrarse y completar el formulario de alta de empresa en el directorio. Regístrese ahora.



Quiénes somos | Contacto
Aviso Legal | Política de Cookies | Política de Privacidad
C/ Ferrocarril del Puerto, 8. Oficina 18. (Málaga)
Publicidad - Tarifas - Dossier 2018 | Dossier 2018 (IN)
HostelVending.com se publica bajo licencia CC

CC