hostelVending
18
Lunes,
Febrero 19
Nacional Reciclaje |

Los sistemas de Reverse Vending se enfrentan entre sí en España: ¿Depósito o Recompensa?

reverse vending,srr,sddr,parlamento,legislación
Hostelvending.com | 2019-02-03

REVERSE

El SDDR y el reverse vending entran de pleno en el Parlamento: el debate queda abierto

HOSTELVENDING.com 04/02/2019.- Si hubiese que hacer una descripción de cómo está siendo la apuesta por la sostenibilidad y el reciclaje en los municipios, la palabra sería sencilla: imparable. Así es como los sistemas de reverse vending e incentivos al reciclaje a través de máquinas se están viviendo no solo por toda España, sino a lo largo de todo el mundo.

Ya hace dos semanas anunciamos como el parlamento había comunicado que comenzaría a investigar la viabilidad del SDDR en España a través de un estudio independiente (es decir, donde no participen ninguno de los actores involucrados).  Según recoge el texto original: “El Gobierno impulsará los estudios necesarios para, reglamentariamente, implementar sistemas de devolución y retorno de envases (SDDR) para la gestión de envases de bebidas, en paralelo a los Sistemas integrados de Gestión de Residuos, de modo que quede suficientemente justificada su viabilidad técnica y económica, atendiendo al conjunto de impactos ambientales y sobre la salud humana, y en coordinación con las Comunidades Autónomas”.

Hasta ahora, los estudios que se han realizado en España siempre han estado supeditados al ámbito autonómico, lo que para tanto para defensores como detractores del SDDR quiere decir que dicho Sistema de Depósito (SDDR) se instauraría solamente en la región afectada, por lo que estaría recayendo sobre las envasadoras de dicha región la obligación de sufragar los costes del sistema, que al mismo tiempo debería compatibilizarse con el SIG (Sistema Integrado de Gestión de Residuos, el que actualmente maneja Ecoembes).

¡Ojo! No es que la situación descrita anteriormente “parezca” confusa, sino que de hecho se trata de una situación muy confusa tanto para las envasadoras (que trabajan en todo el territorio nacional y no solo en una autonomía), como para el retail (que debería instalar las máquinas), y también para el consumidor (que debe abonar un depósito (o no) pero después puede “cruzar la frontera” del SDDR en el territorio donde esté funcionando).

Ya hace un tiempo que algunos de los actores involucrados avisaron de que el SDDR, en caso de aplicarse, no podría ser de forma parcial, sino que debería ser en la totalidad del territorio peninsular (mención aparte a las islas, donde es más complicado que los envases crucen la frontera y aún sería viable el SDDR de forma autónoma).

Sin embargo, con la entrada de nuevos actores en juego, las reglas del juego se complican: ¿y si en un momento determinado el Sistema de Depósito (SDDR) empieza a competir con el Sistema de Recompensa (SRR o SDR)?

 

Casos recientes de Sistemas de Recompensa

Hace ya tres meses que el Ayuntamiento de Móstoles (Madrid) decidió apostar por una máquina de reciclaje instalada en el Mercado de la Constitución gracias al acuerdo entre el Ayuntamiento de Móstoles, -a través de la Concejalía de Medio Ambiente, Parques y Jardines y Limpieza Viaria-, y el propio mercado.

Los resultados, en apenas este corto periodo de tiempo, han sido de un retorno de 40.000 envases, lo que supone en torno a  450 envases diarios.

"Estamos muy orgullosos de los resultados, no solo porque demuestran el compromiso de los mostoleños por reciclar sino también porque se han conseguido alcanzar unas tasas de devolución de envases muy altas en un tiempo mínimo, lo que nos anima a seguir trabajando en esta línea", señala Miguel Ángel Ortega, concejal de Medio Ambiente, Parques y Jardines y Limpieza Viaria.

Para la fórmula escogida por Móstoles, el Sistema de Devolución de envases por Recompensa, SDR, consiste en introducir los envases en buen estado en la máquina de reciclaje, a cambio de un cupón de descuento que se puede hacer efectivo en los establecimientos adheridos.

En esta línea, el sistema ha cumplido con el resto de los objetivos del proyecto: potenciar el comercio local y de proximidad, favorecer el ahorro de los y las vecinas en su cesta de la compra, y dar a conocer un sistema alternativo de reciclaje que asegura la desaparición de impropios o productos que no corresponden con envases para reciclar.

"Cuando se alcancen los seis meses de instalación de la máquina, se evaluará el resultado final, pero por el momento estamos muy satisfechos con la acogida tanto del pequeño comercio, que ve aumentar la afluencia de visitantes al Mercado, como de la ciudadanía que ve como el reciclaje de sus envases tiene una recompensa no solo para el medio ambiente y la limpieza de la ciudad sino también en su bolsillo", concluye Ortega.

Según la lógica demostrada por este Ayuntamiento, lo que se ha hecho es crear un punto de encuentro donde no solo se está incentivando el reciclaje, sino que además se pretende movilizar a los residentes de la ciudad a zonas muy concretas para que puedan beneficiarse de la devolución de los envases.

Otros casos que podemos encontrar en España están en Murcia y San Fernando (Cádiz), donde hemos visto iniciativas muy similares y con objetivos prácticamente idénticos.

 

¿Y qué pasa con el SDDR?

Concretamente, la fórmula a la que se ha instado al Gobierno en el Parlamento, no es la que se ha descrito anteriormente (que es una de carácter voluntario y con objetivos muy pequeños pero eficaces), sino que se trata de un plan mucho más ambicioso y a una escala mucho mayor.

El SDDR básicamente propondría articular una estructura a nivel nacional donde habría máquinas de Reverse Vending en prácticamente cualquier lugar para promover el reciclaje, eso sí, con dos nuevas incógnitas: ¿quién paga las máquinas?, ¿qué sucede con quien no puede asumir el coste?

Lógicamente, sí que existen fórmulas para dar respuesta a estas inquietudes, aunque no necesariamente tienen por qué ser del gusto de todos los actores involucrados (especialmente del pequeño comercio que lo vería más difícil).

Sin embargo, damos un paso más: ¿qué sucede con las máquinas de SRR/SDR que ya están en la calle?

El Sistema de Recompensa es de carácter voluntario (no hay depósito previo, solamente recompensa), aunque esta es muy inferior al retorno del Sistema de SDDR. En otras palabras: en caso de que ambos sistemas coexistiesen, cualquier persona que tenga un envase, siempre optaría por una máquina de Depósito y abandonaría la de Recompensa a la hora de hacer la devolución.

Finalmente, las máquinas de SDR/SRR acabarían desapareciendo, y con ellas, es posible que todas estas estrategias para reconcentrar la afluencia de personas en mercados o zonas de pequeños comercios podrían verse afectadas en perjuicio de las grandes superficies y supermercados (con Sistemas de Depósito).

En otras palabras, y sin una solución clara a día de hoy, el SDDR compromete, en parte, la ubicuidad de las máquinas de Reverse Vending.

Esto no quiere decir que necesariamente el SDDR sea “peor” o “mejor” que otros sistemas de incentivos al reciclaje, sino simplemente que supone un desafío que nuestra administración pública debe contemplar si quiere investigar la viabilidad del proyecto.

Recibir información de máquinas y proveedores
Registrarse en Hostelvending
Buscar Empresas
Puede dar de alta gratuítamente su empresa, productos y/o máquinas de vending. Para ello solamente necesita registrarse y completar el formulario de alta de empresa en el directorio. Regístrese ahora.



Quiénes somos | Contacto
Aviso Legal | Política de Cookies | Política de Privacidad
C/ Ferrocarril del Puerto, 8. Oficina 18. (Málaga)
Publicidad - Tarifas - Dossier 2019 | Dossier 2019 (IN)
HostelVending.com se publica bajo licencia CC

CC


Utilizamos cookies propias de carácter técnico para mejorar nuestros servicios y permitir la operatividad de la tienda. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.