hostelVending
20
Domingo,
Octubre 19
1 / 6
2 / 6
3 / 6
4 / 6
5 / 6

ESPRESSA GROUP - El proveedor estratégico del operador 5 estrellas
ORAIN - El nuevo estándar de interacción persona-máquina
PAYTEC - Smart payments for vending
PROFINE - La alternativa para las máquinas automáticas de bebidas frías y calientes
LAVAZZA y ORAIN - El mejor café con la mejor experiencia de compra
Entrevista Albert Busoms |

"Cuando los clientes prueban Busi Café en vending, ven una línea más de cafés de procedencia y barismo que les encanta"

café,busi,rhea,arago,ocs,máquinas,vending,cápsulas
Hostelvending.com | 2019-06-03

HOSTELVENDING.COM 03/06/2019.- Albert Busoms, director comercial de Busi Cafés, S.L., propietaria de las marcas Café Arabo, recibe a Hostelvending en la nueva sede de la empresa Busi Cafés en el polígono de Bufalvent,  en Manresa. Con una capacidad de fabricación de 25 millones de cápsulas anuales, Busi Cafés tiene el horizonte puesto en la internacionalización.

Busi Cafés presenta importantes novedades en los últimos tiempos, ¿cuáles destacaría?                                                                                             

Así es. Lo más nuevo es la cápsula NSP COMPOST pero también destacaría nuestras cápsulas FAP compatibles con la Espresso Point. También subrayaría la potenciación de nuestras dos líneas: Cafés Arabo, con las cápsulas y el envasado de café, y las cafeterías L’Aroma, con dos establecimientos en propiedad y otros cuatro franquiciados: dos en Barcelona, uno en Sant Feliu de Guíxols y otro en Puigcerdà.

¿Cuál es su horizonte ideal?                                                                                                                                                                                           

Estamos trabajando muy bien a nivel nacional y nuestra visión de futuro es la exportación. Seguimos siendo una empresa que empezó muy pequeña pero hemos evolucionado. Recientemente hemos hecho una inversión de un millón de euros en esa planta y las nuevas instalaciones de la empresa nos han permitido acondicionar un centro de formación para presentar productos, máquinas y, lógicamente, ofrecer formación. 

¿Qué porcentaje representa para ustedes el vending?                                                                                                                                                           

El 40 por ciento el total de la compañía, que en 2018 facturó por dos millones de euros. 

¿Hablamos de crecimientos de dos dígitos de año en año?

Hemos crecido entre un 15 y un 20 por ciento anual desde 2013, cuando dimos el salto cualitativo con nuestras dos líneas: Cafés Arabo y L’Aroma. Tenemos una capacidad productiva de 25 millones de cápsulas al año y donde estamos creciendo más ahora es en la línea de cápsula BLU para hostelería, donde está todo por hacer. 

¿Cuál es la motivación de Busi Cafés?

Ir siempre un paso por delante. En nuestro laboratorio tenemos más de 400 tipos de cápsulas distintas, todo un arsenal acumulado en más de veinte años de ferias y pruebas. Lo analizamos todo y nos fijamos mucho en cada sector. Gastamos mucho en I+D.

Su relación con el café y el vending la lleva en la sangre. ¿Cómo empezó la historia de Albert Busoms como empresario?

Mi padre era distribuidor de bebidas, de la marca Estrella Damm. Cuando yo tenía 14 años compró su primera máquina de vending, de latas, lo típico en un pueblo. Le pidieron dos más en dos fábricas y, después, un empresario le preguntó si le pondría una máquina de café. Nos encontramos con Rheavendors, que estaban recién aterrizados en Barcelona desde Italia. Y le compramos una Rhea Europa, una máquina de hierro.

¿Cómo salió esa primera experiencia cafetera?

Se amortizó muy rápidamente. El dueño de la empresa, un matadero, es un señor de los que ya no quedan. Nos dijo a mi padre y a mí que quería la mejor máquina del mercado. Quería servicio, calidad y que la gente que trabaja por la noche con cuchillos no se durmiera ni se hiciese daño. Esa empresa a día de hoy todavía es cliente, con 600 trabajadores. Y ahí empezamos. Mi madre me llevaba por las tardes a cargar la máquina de café y las de latas.

Y ha ido creciendo en el vending y en el envasado de café...

Tenemos una explotación pequeña de 200 máquinas de vending y otras 300 de minivending de Arabo en peluquerías, oficinas, gestorías, talleres... Yo era el distribuidor de un artesano de Barcelona que compraba el café, lo molía, lo llenaba lo prensaba y nos lo vendía. Hace unos 15 años, este señor me dijo que iba a vender su empresa, y, ya ves, a día de hoy también fabricamos. Lo que hicimos fue básicamente automatizar el sistema junto con una buena gestión comercial para entrar en el mercado.

¿Fue duro encontrar un hueco en el mercado?

Hay que luchar mucho y estar muy encima de todo. No voy a negar que nos dimos unos cuantos batacazos hasta conseguir hacer las máquinas para las cápsulas y hasta conseguir hacer bien el producto. Fueron años de aprendizaje y de evolución hasta que en 2013 nos surge la oportunidad de adquirir una empresa de coffee shop que se había declarado en suspensión de pagos y salía a subasta. Eran dos locales propios y seis franquiciados. Ocho. Tenían una marca, un know-how, así que pujamos y ganamos.

Parece un reto grande viniendo de un sector cercano pero muy diferente.

Lo fue. En 24 horas nos dieron las llaves de un chiringuito con once personas y no teníamos ni idea de cómo funcionaba. Pero nos pusimos a ello. Pusimos sentido común, ajustamos precios de venta y de compra, trabajamos en la motivación del personal de nuestra propia cafetería, después visitamos a los franquiciados que no estaban en una buena situación... Les mostramos nuestro apoyo y nuestra visión de futuro, les transmitimos que buscábamos mantener la marca, dar servicio y continuar con un negocio de calidad. El primer año fue durillo pero todo se reactivó muy bien.

¿Y cómo está ahora L’Aroma?

Por el local principal pasan al día entre 800 y 1.000 personas, hacemos unos 600 cafés al día. Es algo muy serio. Además, todo lo que sacamos nuevo lo experimentamos allí. Es un laboratorio real de hostelería, vending y OCS para la propia fábrica.

¿Una experiencia de la que se benefician sus clientes de vending y OCS?

Así es, porque podemos orientar, y no porque seamos más inteligentes, sino porque hemos experimentado y probado muchas cosas. Al final lo que buscamos es que los clientes nos vean como alguien que les aporta soluciones, si no perfectas, sí lo más cercanas a su visión. Hoy en día no solo vendemos, asesoramos. El valor de un producto comercial es la garantía de éxito final de ese negocio.

En lo que respecta a las cápsulas, ¿se han planteado convertirse en tostadores?

No tenemos ganas de dar ese paso, tenemos mejores condiciones así y tenemos la prioridad comercial y de asesoramiento al cliente. Encapsulamos para nuestras marcas y para muchos tostadores. Este es el aspecto que trabajamos a día de hoy. En nuestro laboratorio analizamos el café en verde que enviamos a tostar y después controlamos de nuevo el tostado que nos vuelve. El control de calidad es estricto porque, cuando hablamos de cápsulas, hay que ser muy preciso, hay ser muy estable en calidad, los puntos de tostado tienen que estar muy controlados…

Recibir información de máquinas y proveedores
Registrarse en Hostelvending
Buscar Empresas
Puede dar de alta gratuítamente su empresa, productos y/o máquinas de vending. Para ello solamente necesita registrarse y completar el formulario de alta de empresa en el directorio. Regístrese ahora.



Quiénes somos | Contacto
Aviso Legal | Política de Cookies | Política de Privacidad
Pasaje Ferrería de Heredia 6 - 29002 (Málaga)
Publicidad - Tarifas - Dossier 2019 | Dossier 2019 (IN)
HostelVending.com se publica bajo licencia CC

CC


Utilizamos cookies propias de carácter técnico para mejorar nuestros servicios y permitir la operatividad de la tienda. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.