hostelVending
12
Wednesday,
December 18

Las 24 horas, siempre ahí

Una máquina expendedora no depende de horarios, las 24 horas está disponible. Con el mundo de estrés y prisas que los consumidores de hoy suelen vivir, es un alivio saber que se va a tener un acceso a la selección de productos que más le convienen a cualquier hora del día y de la noche, sin depender de un horario comercial.

Con más amplitud de horario incluso que una tienda de conveniencia, los productos estarán siempre a disposición en trayectos claves de la vida cotidiana de los usuarios, como en los viajes de ida y vuelta a los puestos de trabajo, como en las pausas de la jornada laboral o en mitad de las tareas y obligaciones de cada día.

Para el empresario, una máquina expendedora funcionando las 24 horas es mucho más rentable que un negocio atendido por personal. ¿Se imaginan los sueldos que tendría que pagar por trabajar día y noche Incluyendo los fines de semana y festivos? La máquina nunca le exigirá, porque nunca para de trabajar para ti.

Los operadores de vending conocen además a la perfección en qué ubicación, tanto pública como cautiva, se puede sacar más rentabilidad a la máquina, tanto en términos de recaudación, como en posibilidades de fomentar el consumo transversal.

Además de un servicio técnico y de reposición, el operador se convierte en el mejor asesor en materias de vending, adaptándose a cualquier petición en función de las peculiaridades del emplazamiento. Por ejemplo, si una estación de tren tiene un gran tránsito de personas a primerísima hora de la mañana, el profesional tendrá que hacer el esfuerzo para tener la máquina llena a esa hora.

De igual forma y como complemento, en función de la ubicación, se pueden exponer una serie de productos en una máquina vending, para dar a conocer otros productos o servicios similares en un negocio atendido. Es decir, si una terraza hostelera o una cafetería aprovecha sus horas de cierre para ofrecer otros productos de forma automática, será una forma de alentar al usuario a acercarse al negocio en otros horarios y cuando las necesidades sean diferentes.

Esta opción es ideal para buscar sinergias con los emplazamientos. Por ejemplo, si una máquina está ubicada en un centro comercial, la captación de clientes por una disponibilidad de 24 horas, aumentará las posibilidades de que se produzca un consumo transversal en otros establecimientos y, como poco, una visita que pueda convertir a ese usuario de vending en consumidor potencial de otros bienes y servicios.