Descripción

En 1963, la familia Hernández Vidal crea la empresa Vidal Golosinas en la localidad murciana de Molina de Segura con un objetivo claro: satisfacer los deseos de los consumidores de todo el mundo. Con este horizonte siempre presente, Vidal Golosinas se convierte rápidamente en una marca pionera en la fabricación y comercialización de golosinas. Desde su nacimiento, hace ahora 50 años, la empresa apuesta por la investigación y el desarrollo de nuevos productos como señas de identidad en su camino hacia la excelencia. Pero no serán las únicas. Detrás del éxito de esta familia de maestros confiteros están también su creatividad, un marcado enfoque internacional y el carácter atrevido y audaz de sus socios fundadores. Este esfuerzo constante ha llevado a Vidal Golosinas a ser líder del sector a nivel nacional, donde cuenta con una red de distribución que supera los 350.000 puntos de venta, y a convertirse en una de las empresas más innovadoras y con mayor presencia fuera de nuestras fronteras