hostelVending
19
Friday,
October 18
Nacional Mobiliario vending |

Espacios funcionales que aportan calidad a la venta automática

mobiliario,vending,equipamiento,muebles,almadreña bidagin,elivend
Hostelvending.com | 2015-08-31

HOSTELVENDING.com 01/09/2015.- Aportar una imagen de calidad se ha convertido en una tarea estructural para el vending. Muchos factores influyen en ese concepto de nuevo canal de venta que se quiere transmitir y, al margen de exigir un servicio de primera y un producto de valor contrastado, el atractivo visual cumple un papel fundamental.

Una expendedora limpia, moderna y en perfecto estado, que permita ver con claridad el artículo que se expende y cuyos canales estén bien provistos de producto es básico para que el consumidor que se acerca hasta la máquina la identifique como un canal de venta seguro y de confianza.

Estos detalles elementales cobran una dimensión distinta cuando además están acompañados de un diseño uniforme, llamativo y funcional, que permite no solo captar la atención del usuario, sino además ofrecerle un servicio integrado.

Esto lo aportan, sobre todo, las empresas especializadas e la confección de mobiliario para el vending, compañías con dedicación en algunos casos exclusiva al canal que aportan personalidad y vida propio a los espacios vending, haciéndolos fácilmente reconocibles para el usuario e impulsando una identidad específica.

Hemos conversado con tres de las empresas más importantes del sector en nuestro país y la principal conclusión que hemos podido extraer es que el objetivo principal de una instalación es aportar más beneficios al operador.

Bidagin

“Mejora la imagen de sus puntos de venta y, en consecuencia, también la percepción de calidad de servicio y producto del usuario final de las máquinas; protege las máquinas alargando su vida útil; permite añadir elementos que de otra forma sería más caro incorporar a una batería de máquinas (papeleras, pantallas video, porta micro hondas, etc.). En resumen, representa para el operador la capacidad de una respuesta total a todas las necesidades del cliente final”, así lo resume Pier Schiavone, director general de Elivend España, empresa que el pasado año abrió sede en nuestro país poniendo en marcha un “gran esfuerzo comercial” que empieza a dar sus frutos gracias también a la participación en ferias como Hostelco y Vendibérica.

Luis Rodríguez de Bidagin complementa esta opinión: “Los beneficios del mobiliario vending son muy tangibles. Una posición bien ubicada, limpia, iluminada y bonita vende más, da más servicios que una que no tiene esas características”.

Como en muchos otros aspectos la inversión es quizás la primera excusa que pone el operador para apostar por este tipo de extras en sus puntos de venta. “Si bien es cierto que supone una inversión, ésta se recupera razonablemente rápido. Por otra parte, el coste del mobiliario se mantiene en precios de 2008 prácticamente, sin embargo han evolucionado estética y técnicamente hasta 2015. No hay actualmente ningún operador activo y puntero, que no pueda permitirse una posición decorada y/o con mobiliario vending, porque constituya un coste excesivo. Son conscientes del valor que añade este equipamiento. De hecho, las instalaciones de mobiliario se utilizan para fidelizar a sus clientes, alargando contratos de prestación de servicios o creándolos directamente”, añade el responsable de Bidagin, una empresa con más de 45 años de experiencia en la fabricación de mobiliario que se inició en el mundo del vending allá por el año 1997 de la mano de operadores locales que quisieron apostar por “modulaciones especiales para acoger las máquinas expendedoras, que debían servir para varias veces, identificándolos como operadores, fáciles de montar y desmontar, además de tener un coste asumible”.

Es evidente que se necesita una inversión inicial, pero como en todo lo importante está en la capacidad para recuperarla con la ayuda de ese nuevo elemento que se pone en juego y que en este caso pasa por un equipamiento visual y estético, a la vez que disuasorio y de integración que además se puede utilizar como soporte publicitario, como bien nos recuerda Amanda García de Almadera, un referente en el mercado español del equipamiento vending con más de dos décadas de experiencia.

Tampoco el tamaño de la instalación o incluso del operador de vending debe ser un obstáculo. Las tres empresas coinciden en afirmar que este tipo de acciones decorativas son aptas para todos los operadores. “Además no hay un solo tipo de mueble o de decoración. Hay sitios que se prestan a proyectos globales con posibilidades de decorar suelo, techo, paredes, instalar mobiliario, iluminación... Y otros que, por sus condiciones de espacio, se mejoran simplemente poniendo un cuadro ,variando la iluminación o instalando vinilos decorativos en los laterales de las máquinas expendedoras”, señala Luis Rodríguez.

“Allá donde haya una máquina, se puede dotar al conjunto de una estética acorde al entorno en el que se encuentre”, manifiesta la responsable de Almadera que, al igual que sus competidores, cuenta con una gama extensa de productos para dar respuesta dependiendo del lugar o zona donde esté la máquina.

En definitiva, cada proyecto intenta adaptarse tanto a las necesidades del punto de venta como a las posibilidades del operador, una versatilidad que al final es la que se le exige al mueble o la instalación en su conjunto. “Debe poderse adaptar a cualquier tipo de máquina y ambiente (interiores y exteriores). Actualmente, el parque de máquinas instaladas, por lo que al mercado español se refiere, sigue siendo bastante antiguo y los operadores muchas veces son reacios en sustituir sus máquinas. Algunos de nuestros modelos de Vending Corners tienen la peculiar versatilidad de poderse utilizar tanto como estructuras para interiores como para exteriores”, destaca Pier.

El fin último de cualquier montaje que precise de mobiliario es tanto un prestar un servicio más completo y mejor como aportar seguridad y durabilidad a las máquinas. “Cuando tu ofreces un servicio a través de unos canales en un entorno decorado y con una estética cuidada, sin duda, es más difícil que la máquina pase desapercibida. Lo mismo da que sean zonas de vending cautivo, que de vending público”, resalta Amanda.

“Se trata de dar un paso más en la prestación de servicios entre un operador de vending y sus clientes. De añadir valor a una propuesta que empezó hace más de 25 años con un simple mueble, y que hoy abarca hasta decorar completamente una sala, atendiendo a conceptos actuales de mercado. Hoy día tratamos los espacios vending con la misma atención profesional que un bar de moda, un Pub o una tienda de ropa. Por supuesto que un espacio decorado y amueblado es más seguro y hace que las máquinas duren más y, por lo tanto sean más rentables y den más servicios. Es fácil entender que un sitio limpio e iluminado es mucho más interesante para consumir alimentos y productos de calidad que otro sucio y feo”, añade Luis.

Elivend

LO QUE SE LLEVA EN EQUIPAMIENTO

Como la propia industria de venta y distribución automáticas, el mercado ha evolucionado bastante desde que empezaron a instalarse muebles junto a las máquinas expendedoras o integrándolas en el servicio. El fin es el mismo, pero los medios se han multiplicado con nuevos materiales y más capacidad visual, abaratando los costes en parte y también aportando nuevas fuentes para mejorar el rendimiento.

Si es verdad como apuntan desde Almadera, “comemos por los ojos” y es imprescindible que la apariencia visual sea atractiva y llame la atención del consumidor sobre lo que el servicio ofrece. Hay que tener una visión de conjunto.

Los mismo opinan en Bidagin. “Actualmente los espacios se decoran con algo más que el propio mueble. De hecho, hay ubicaciones que, aún sin mobiliario, se tratan como proyectos de decoración integrales y se consiguen espacios maravillosos para tomarse un café, un bocadillo, o incluso comer como es debido. La tendencia es a crear espacios, con mueble, o sin mueble. Conseguir que el tiempo del que dispone el cliente sea de disfrute, no un mero trámite para un café rápido. Tardando lo mismo en tomarte algo, es mucho más agradable si el sitio es bonito. Por supuesto, esto se nota en el aumento del número de servicios”.

Es por esto que prácticamente la homogeneidad no existe y se tiende más a la personalización que permita una fácil identificación. “La tendencia es hacer de las zonas dedicadas a la venta automática, zonas agradables que gusten de ser visitadas; zonas que inviten, por un lado, en los momentos de asueto, a la tertulia, y por otro, que sean evocadas en esos momentos en los que apetece llevarse algo a la boca”, precisa Amanda. 

Esto también implica que haya mucha más intervención en casos concretos y por eso es necesario contar con empresas que puedan ofrecer todo el trabajo como el caso de Bidagin. “ Nos implicamos en proyectos complejos de decoración y en todo tipo de mobiliario especial. Nosotros podemos sustituir un suelo, tirar paredes, montar techos, cambiar la iluminación y, por supuesto desarrollar muebles para vending en cualquier posición”.

La evolución nos la resume perfectamente Luis Rodríguez: “De los tableros tradicionales, hemos pasado a productos más complejos y adecuados a las preferencias actuales. Ahora se imponen los acabados metálicos, tipo dibon, o alucobon, plásticos como metacrilatos y policarbonatos. De la iluminación tradicional halógena o incandescente, se ha pasado a los sistemas de leds, retroiluminados y con varios colores”.

A estos rasgos generales se suman detalles de importancia como la introducción de módulos específicos para el reciclaje. “No creo que se pueda hablar de una verdadera tendencia, más bien se trata de la consecuencia directa de la concienciación de la gente sobre ese delicado tema”, incide el responsable de Elivend en España.

Los especialistas en diseño lo tienen claro y aunque cada ubicación es diferente, por línea general de lo que se trata es de “conseguir una zona diferenciada del resto de las zonas”. Y eso es necesario hacerlo con creatividad y estilo. “Se busca algo que rompa el ritmo monocorde de una producción o una oficina. Espacios que den sensación real de hacer un alto en el camino, que no nos recuerden el trabajo que acabamos de dejar y al que tenemos que volver en breve”, destacan en Bidagin.

Funcionan muy bien las zonas de relax, las que transmiten aislamiento de la actividad laboral. Cuanto más diferentes al entorno laboral, mejor. Si el desarrollo del trabajo se hace en un entorno muy luminoso, se buscará una sala con luz más tenue. Sin embargo, si el trabajo se realiza con poca luz, se tratará de conseguir una buena iluminación que suponga una ruptura real con el tiempo de producción.

Al final todo debe redundar en la confección de espacios perfectos que en el vending aporten comodidad. Las intervenciones de estas empresas dan como resultados córners vending que invitan a consumir e incluso a pasar el rato en el espacio.

Para ello, “debe ser luminoso, limpio y estar bien diseñado. No generar colas de espera en las máquinas, para atender al público con rapidez y aumentar el número de servicios. Debe ser atractivo, tanto que la gente se pare a verlo, aunque no tuviera intención de consumir. Crear un entorno con gente, atrae gente y la gente significa ventas, siempre”.

Almadera

“Nosotros vestimos las máquinas y por eso resulta imprescindible que sigamos atentamente las evoluciones tecnológicas y de diseño para poder ofrecer soluciones prácticas, elegantes y a medida por cada situación”, resalta Pier. En este sentido cobra mucha importancia saber y conocer bien el mercado de fabricación de los equipos dispensadores y tener en cuenta cuestiones como los avances tecnológicos que están experimentando.

En el caso de Almadera, tienen referenciados más de 300 modelos de máquinas. “Esto quiere decir que vamos adaptando nuestro producto a los nuevos modelos que van apareciendo en el mercado. De la misma forma que los fabricantes van introduciendo nuevos modelos para diferenciarse, los operadores lo hacen personalizando sus espacios vending”.

“El mobiliario evoluciona con las máquinas. Ahora son abiertas, iluminadas y muestran el producto. Son mucho más llamativas y hacen que el mueble se diseñe para que resalte el producto por encima de todo. Antes se acababa el mobiliario en tablero de madera, ahora impera el metacrilato de colores y el tablero metálico. Facilitan la limpieza y dan sensación de modernidad. Además se incorporan a las modulaciones conceptos de decoración: paredes forradas con murales decorativos, mesas y sillas a juego del entorno, iluminación adaptada y mobiliario polivalente, como fregaderos o encimeras”, añade Rodríguez.

Y LO QUE MEJOR FUNCIONA

Aunque cada instalación requiera su estudio y sus posibilidades, pero siempre hay opciones que se demandan más que otras.

En el caso de Elivend, por ejemplo, han conseguido que la gama de distribuidores automáticos (modelo V) para cápsulas y pequeños snacks sea el producto que más demandan los operadores. “El tejido económico español está representado en su gran mayoría por empresas pequeños/medianas (de 3 a 10 trabajadores) y este distribuidor responde perfectamente a las necesidades de estos colectivos y a las expectativas económicas del operador. Nos hemos permitido bautizar un nuevo sector, que se encuentra a medio camino entre OCS y vending tradicional: el OVS (Office Vending System)”.

En el caso de Bidagin, lo más demandado es el desarrollo general del proyecto. “Nuestro cliente no quiere tratar con varios proveedores para equipar un
Corner vending, quiere un solo interlocutor para todo el proyecto. Nosotros diseñamos por completo el área, realizamos dibujos y fotomontajes previos con los que se valora la opinión del cliente, y luego se ejecutan a término, llave en mano. Por supuesto, también realizamos posiciones vending normales, en las que destaca el producto que venden las expendedoras”.

En Almadera, por su parte, lo que más demanda tiene son módulos de máquina y módulos para gestión de residuos.

EL OCS DEL PROFESIONAL

Al Office Coffee Service podemos aplicarle lo mismo que vemos en el vending. Son ubicaciones que precisan diferenciarse, que deben convertirse en lugares atractivos, cómodos, que inviten al consumidor a tomar el producto que se ofrece de manera relajada y con todos los servicios que precisa a su alcance.

Quizás es un mercado al que todavía le cuesta algo más que al vending dejarse llevar por las tendencias, pero desde luego aquellos que han apostado por hacerlo aportan esa diferenciación a la que hemos hecho mención en más de una ocasión a lo largo de este reportaje.

Estas empresas especializadas en mobiliario gestionan el OCS buscando los mismos beneficios que en el vending. “Se trata el canal como un office con más posibilidades, donde predomina el servicio de café, que es el producto estrella en las oficinas”, señala Luis Rodríguez.

“Las posibilidades de equipamiento de mobiliario son tantas como los sitios donde se implantan, y todas tienen denominadores comunes, como la colocación de las máquinas en un sitio seguro, los dispensadores de vasos, sobres de producto y el propio café perfectamente ordenados, donde elegir lo que te apetece sea difícil por la variedad y la exquisitez del producto y no porque no se encuentre”, añade.

Pero si el mobiliario de los Vending Corners está en sus inicios en el mercado español, aun más lo está el mobiliario para el segmento OCS. En el caso de Elivend, fabrican varios modelos de pequeños muebles metálicos que sirven de soporte y para el almacenamiento de productos. “En Italia la mayoría de operadores ya no consideran estos muebles como un simple complemento, sino un componente de la misma máquina y, de hecho, ofrecen siempre al cliente final el pack completo (máquina + mueble). Estadísticamente está comprobado que una máquina con un mueble aporta un 20% de beneficio añadido al operador en cuanto a consumiciones, con respeto a una máquina sin mueble”.

La última de las novedades de Almadera también tiene que ver con el OCS, un mercado que desde la empresa ven con mucha proyección, teniendo en cuenta que en el resto de Europa su peso es aún mayor. Después del verano comenzarán a ofrecer su nueva gama, una línea que presentaron en la última edición de Vendibérica.

Se trata de dos módulos básicos que además de servir para la instalación de cafeteras incorporan cajones y espacios para el almacenaje del producto, la reserva de los accesorios o la recogida de residuos.

 

Recibir información de máquinas y proveedores
Registrarse en Hostelvending
Buscar Empresas
Puede dar de alta gratuítamente su empresa, productos y/o máquinas de vending. Para ello solamente necesita registrarse y completar el formulario de alta de empresa en el directorio. Regístrese ahora.



Quiénes somos | Contacto
Aviso Legal | Política de Cookies | Política de Privacidad
C/ Ferrocarril del Puerto, 8. Oficina 18. (Málaga)
Publicidad - Tarifas - Dossier 2018 | Dossier 2018 (IN)
HostelVending.com se publica bajo licencia CC

CC