hostelVending
21
Sunday,
October 18
Reportajes Especial Vending y Reciclaje |

El gran negocio de la basura y el reverse vending como solución

reciclaje,España,reverse vending
Hostelvending.com | 2018-03-19

[PARTE 1 de 4: La batalla del reciclaje en España, el gran negocio de la basura]

 

HOSTELVENDING.com 19/03/2018.- Demasiadas trabas para superar los niveles actuales de concienciación, falta generalizada de motivación para la separación de los residuos desde casa, escasez o prácticamente ausencia de una información veraz y responsable sobre lo que hay detrás de los contenedores…. O simplemente una gestión ineficaz de todo el sistema pueden ser apuntados como principales causas al grave déficit que actualmente vivimos.

El resultado son un montón de preguntas sobre lo que se podría hacer y muy pocas entidades las que estén dispuestas a dar respuesta… Aunque por suerte cada día hay más.

Comenzando el recorrido por la cadena del reciclaje en España, la primera pregunta que inevitablemente hay que hacerse es la siguiente… ¿y en qué consiste exactamente nuestro modelo?

El sistema utilizado por España, y que responde al empleado por la mayor parte de los países occidentales, es el conocido como SIG, Sistema Integrado de Gestión de Envases y Residuos, un modelo que llega a nuestro país de la mano de la Ley 11/1997 con el propósito de empezar a recuperar los residuos y tratarlos de forma correcta para que puedan ser recuperados.

De forma muy resumida, esta normativa establece que deben ser los propios fabricantes de envases (y ciertos distribuidores, como operadores de vending) quienes deben hacerse cargo de la recuperación de todos los envases que introducen en el mercado Español.

Con el propósito de reducir los costes y tener una estructura administrativa más sólida, el SIG contempla la posibilidad de que los envasadores se pongan de acuerdo y constituyan una sociedad única para poder gestionar sus residuos… Es ahí donde nacen Ecoembes (envases de cartón y plástico) y Ecovidrio (para el cristal).

Sin embargo, Ecoembes nace carente de cualquier estructura para poder ejecutar nada por sí mismo, de ahí que tenga que recurrir a los acuerdos con ayuntamientos y recicladoras (que son quienes gestionan el trabajo) para poder efectuar correctamente los trabajos de recuperación y reciclaje de envases.

En otras palabras, Ecoembes tiene que abonar a las empresas de reciclaje y a la administración pública el servicio que prestan. Para financiarse, los envasadores que constituyen Ecoembes pagan una cuota anual calculada en función del volumen de residuos puestos en el mercado… Dinero que no solo será utilizado para mantener la cadena de reciclaje en marcha, sino que hipotéticamente deberá ser destinado a la ejecución de campañas publicitarias, trabajos de concienciación e incentivos a proyectos de sostenibilidad ambiental.

 

¿Qué es lo que paga Ecoembes?

Según detallan desde Ecoembes, esta sociedad se encarga de financiar la gestión de los residuos vía contenedores amarillo y azul, recuperando a su vez el máximo de envases de este tipo que puedan encontrarse en los flujos de residuos sólidos urbanos para que también puedan reciclarse: “El punto verde es el símbolo que garantiza que los residuos de envases que lo incorporan están pagando por ser gestionados de manera adecuada para poder, así, ser reciclados”, especifica la organización.

Sin embargo, al intentar profundizar en la estructura de económico-financiera de la empresa, Ecoembes evita dar demasiados detalles.

Aquí,  Carmen Martínez, técnico de proyecto de Planeta Monster, explica cómo los cálculos de costes de gestión de residuos incluyen todas las variantes: “En el cálculo de la cuota que tienen que pagar los envasadores se ha estimado todas las partidas, tanto de costes del sistema (recogida, contenerización, Ayuntamientos, clasificación…) como de ingresos (venta de estos materiales mediante concurso público)”.

 Tritech reverse vending

¿Y qué es lo que pasa con los residuos del contenedor gris?

Sin ser demasiado claros, Ecoembes confirma que efectivamente la sociedad únicamente tiene que pagar a los ayuntamientos por lo que los ciudadanos reciclan en los contenedores amarillo y azul, no siendo responsables de lo que no esté correctamente clasificado (aunque afirman llevar a cabo esa labor de intentar recuperar lo máximo posible).

Sin embargo, el destino de los envases que vayan al contenedor gris es cosa del ayuntamiento y Ecoembes se desentiende por lo menos en parte, de ahí que la mayor parte acaben siendo incinerados o en vertederos, sin posibilidad alguna de retorno.

 “Aunque Ecoembes ha cobrado del envasador por el punto verde del 100% de los envases que se introducen en el mercado para hacer su reciclado, en este caso Ecoembes y la propia Ley de Envases no le hace responsable de todos, de ahí la controversia sobre el sistema de Ecoembes porque recibe los ingresos por todos los envases puestos en el mercado (punto verde) pero en cambio no asume el coste de reciclado de todos. Y por tanto el sistema se basa en la buena voluntad de cada ciudadano para depositarlos correctamente”, concretan desde el caso del Ayuntamiento de Málaga para describir la situación generalizada de todos los municipios.

Así, continúan desde el área de Medio Ambiente del Consistorio, en el caso de los envases mal depositados en el contenedor gris, “Ecoembes no asume nunca su recogida y a lo más que llega es a firmar algún convenio de colaboración con los gestores pero a precios más bajos que el convenio marco para garantizarse la garantía de retoma (consiguiendo gestionar el máximo volumen de materiales recuperados en el mercado nacional) y utilizando los recicladores que ya tiene homologados en su sistema de envases procedente de selectiva”.

Por lo que respecta al usuario final, todo esto se traduce en una doble imposición, que por un lado tiene que pagar la gestión del punto verde (correspondiente a Ecoembes) y por otro lado debe hacerse cargo del impuesto de recogida de basuras: “Aunque este último coste podría reducirse siempre y cuando todos los ciudadanos separasen los residuos desde casa, algo que la mayoría desconoce”, recuerda Carmen Martínez, de Planeta Monster.

 

Luces y sombras sobre el sistema Integrado de Gestión

El SIG, definitivamente, ha tocado techo. Según los datos de Ecoembes, la actual tasa de reciclaje de envases se encuentra en el 74,8% (nada mal), aunque si nos centramos en lo que es reciclaje a nivel urbano, la tasa actual difícilmente supera el 30%, según datos del Eurostat para 2016, en tanto que lleva desde hace años estancada e incluso comenzando a decrecer. ¿Pero por qué en otros países el SIG funciona perfectamente y en España no? Si consultamos las políticas de reciclaje de los distintos países, al final llegamos a la conclusión de que eso de “sistema único” nunca existe como tal.

Bien a través de medidas punitivas (Bélgica), bien a través del incentivo (Italia), o sencillamente legislando los residuos de cada sector uno por uno (Reino Unido), al final nos encontramos con que siempre existen medidas complementarias para corregir los déficits que pueda presentar el SIG.En los casos más revolucionarios, se apuesta por una estructura paralela al SIG y con otro ciclo cerrado de reciclaje (casos de Noruega o Alemania con el SDDR).

La cuestión es que de todas estas experiencias hay ideas que deberían empezar a calar en las instutiones españolas: el trabajo de concienciación hace mucho que dejó de ser suficiente y hace falta innovar: “Estamos convencidos de que el sistema de Ecoembes ha tocado techo. Más dinero en publicidad no se pueden gastar y no consiguen aumentar el índice de reciclaje ni un punto”, asevera Marta Bañeres, responsable de Envaciclo,  distribuidora de las máquinas  RVM Systems en España.

“Creo que no hay nada de información sobre quienes son Ecoembes; hay mucha desinformación, muchos datos falsos, muchas cifras falsas, un engaño constante a la población, muy poca transparencia y muchos intereses que no son precisamente medio ambientales. Al gobierno actual el medio ambiente le importa poco, de hecho no cumple ni las directrices europeas...una auténtica lástima”, añade desde esta empresa que trabaja para la implantación del SDDr.

 

El Reverse Vending como alternativa al reciclaje

¿Pero hay vida más allá del SIG?, o dicho de otra manera ¿cuáles son las alternativas al Sistema Integrado de Gestión de Residuos?

Desde luego son muchas las iniciativas que están planteando modelos alternativos o medidas complemetnarias que permitan paliar sus déficits. Sin ir más lejos,  a lo largo de 2017 comunidades autónomas como la Comunidad Valenciana o las Islas Baleares ya pusieron sobre la mesa propuestas en firme que pudieran atajar la cuestión del reciclaje.

El más sonado es el caso de las Islas Baleares que tocaba de lleno al vending y OCS al eliminar por un lado las cápsuslas de café no compostables y, por otro lado, insta a retirar los vasos no-compostables de plástico a partir del año 2020 para empezar a atajar la problemática: “En Alemania se llegan a tasas de reciclaje de envases de bebidas de un sólo uso del 98%, en España no llegamos ni al 35%. Teniendo en cuenta que España es un pais muy turístico y con mucha vida social y se consumen cada dia 51 millones de envases de bebidas...no hay más que imaginarse la cantidad de envases que se pierden sin ser reciclados”, aprovecha para ilustrar Marta Bañerés.

Otro país donde la reducción del consumo está en el centro del debate es Reino Unido. Allí, las estimaciones apuntan a un impuesto en los vasos desechables que permiten incentivar de un modo u otro la utilización de tazas de cerámicas por parte del usuario.

Pero la creación de un “pago adicional” por obtener el envase no es ni mucho menos novedosa. En el caso de España ya estamos acostumbrados a hacerlo con las bolsas de plástico del supermercado con un precio simbólico de 5 céntimos, cosa que también sucede en el centro de Europa con cifras pueden rondar los 50 céntimos (caso de Austria), claro está, por una bolsa reutilizable y de una calidad superior.

Bélgica tampoco se queda atrás en su política de reciclaje, y aunque llevan años estancados dentro del ámbito municipal, plantearon muy fuerte la necesidad de que reciclar no es una opción, sino una “obligación” para todos los ciudadanos.

Por ejemplo, Rafa Pacheco desde la plataforma SDDR.info, apoya un sistema como el de Bélgica donde se penaliza a los ciudadanos que no separan la basura. En el país flamenco, los usuarios están obligados a distinguir los residuos en función a sus características, y en caso de que la separación no sea correcta, los servicios de recogida directamente ignoran la basura.

No obstante, la vía punitiva de Bélgica (también vigente en ciudades como Dublín) parece tener un alcance muy limitado, ya que en comparación con otros países, Bélgica ni recicla tanto, ni ha conseguido obtener mejores resultados a lo largo de estos últimos 15 años.

Además, Bañerés, de Envaciclo, comenta que este sistema no se podría trasladar a España, donde el gran volumen de turistas que vienen desde el ámbito internacional y con una estancia tan corta harían inviable la posibilidad de implantar el modelo belga, por no hablar del impacto tan negativo que tienen las altas temperaturas sobre los desechos orgánicos o la falta de civismo en muchos casos: “No nos hace falta mas policía ni multas, nos hace falta motivación y con el SDDR ves a la población partícipe del reciclaje y esto lleva a que acaben reciclando mas en sus casas los residuos que no forman parte del SDDR”.

La situación es completamente opuesta en los países como Alemania, donde existe un modelo basado en el reverse vending y se ha mejorado considerablemente la tasa de reciclaje urbano. ¿Pero en qué consiste exactamente el modelo alemán?

[PARTE 2:SDDR: Cuando reciclar no da votos]

[PARTE 3: La tercera vía incentivando]

[PARTE 4:Polémica y críticas sacuden el reciclaje en España, ¿cuál es el mejor modelo?]

Recibir información de máquinas y proveedores
Registrarse en Hostelvending
Buscar Empresas
Puede dar de alta gratuítamente su empresa, productos y/o máquinas de vending. Para ello solamente necesita registrarse y completar el formulario de alta de empresa en el directorio. Regístrese ahora.



Quiénes somos | Contacto
Aviso Legal | Política de Cookies | Política de Privacidad
C/ Ferrocarril del Puerto, 8. Oficina 18. (Málaga)
Publicidad - Tarifas - Dossier 2018 | Dossier 2018 (IN)
HostelVending.com se publica bajo licencia CC

CC