hostelVending
16
Tuesday,
October 18
Reportajes Perspectivas |

Los productos ecológicos piden paso en el vending con más oferta y más empresas

productos ecológicos,consumo,vending ecológico,café ecológico,comercio justo,sello ecológico
Hostelvending.com | 2018-04-23

Tienda Eco

Los snacks ecológicos para el vending llevan la firma de Finas Horneados

HOSTELVENDING.com 24/04/2018.- La industria asociada a la alimentación en su búsqueda por nuevas vías de diferenciación y sin perder de vista su objetivo de ganar cuota de mercado ha realizado una clara apuesta por lo ecológico, lo que permite al consumidor encontrar cada vez más opciones en todos los canales, ya sea para la compra o para el consumo en la restauración.

En 2016, el 29% de los ciudadanos consumió al menos una vez al mes productos ecológicos y un 25% lo hizo semanalmente. Según los últimos datos de que dispone el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) de 2015, el mercado de productos ecológicos mueve 1.453 millones de euros en España y su consumo ha aumentado un 24,5% en tan solo un año, un crecimiento espectacular.

España es un gran país exportador de alimentos ecológicos pero aún tiene que mejorar en cuanto a consumo interno se refiere. Por eso este 2018 los alimentos y las bebidas eco vuelven a ser tendencia en los principales estudios e indicadores. Según el informe Mintel Global Food & Drink Trends 2018, los productos seguros, éticos, naturales y sostenibles están en la agenda.

“El consumo de productos ecológicos ha experimentado, sin duda alguna, un crecimiento notable en los últimos años, gracias sobretodo al esfuerzo y constancia durante décadas de pequeños y medianos establecimientos que han permitido al sector y al propio mercado madurar hasta el punto de convertirse en un mercado claramente al alza”, realata Aleix Baltà de la Plataforma Ecológica.

El consumidor busca productos naturales, sin aditivos ni conservantes, pero además se interesa por todo lo que rodea su cultivo o producción. Quiere saber cómo, dónde, cuándo y quién está detrás de cada marca y exige un compromiso social y ético por parte de la empresa.

De ahí la necesidad por parte de los fabricantes de alimentos de identificar claramente los ingredientes, el sistema de producción, las cadenas de suministro y la apuesta por un packaging responsable con el medio ambiente.

El gran reto es lograr en la próxima década aumentar el porcentaje total de productos ecológicos consumidos en el mercado interior para dejar atrás ese 2% que tenemos ahora. Pero para lograrlo no solo basta con tenerlos en la oferta.

Su presencia debe seguir aumentando y también los apoyos que recibe tanto desde la propia industria como desde la administración que, en parte, sí que está facilitando ciertas políticas que facilitan su consumo a través por ejemplo de la nueva ley de contratos del sector público.

Por el momento, lo que nos confirman desde la Plataforma Ecológica que pretende ser un punto de encuentro para las empresas que se dedican a este sector es que con los datos de las entidades certificadoras que disponen de un registro de operadores, “año tras año, el número aumenta”.

“En 2015 España pasó a formar parte del top 10 de mercados líderes en producción ecológica, siendo también el cuarto país en superficie ecológica cultivada. Si nos fijamos en el 2016 por ejemplo, en Cataluña el número de operadores ecológicos creció más del 7%”, remarca Baltà.

En cuanto a la comercialización, “cada vez es más frecuente encontrar pequeñas tiendas locales dónde se comercialicen productos ecológicos y poco a poco se ha ido consolidando un mercado que ha llegado para quedarse”. Una muestra de ello es que grandes marcas del sector alimentario han incluido líneas de productos ecológicos en su oferta, lo cual es indicativo de un nicho de mercado con un crecimiento exponencial.

Sello ecológico

Objetivo: fácil identificación

Para que un producto sea calificado como ecológico, eco, biológico, bio u orgánico, tiene que estar certificado por un organismo de control y lucir la etiquetas que así lo identifiquen. La promoción y el marketing que tienen que llevar aparejados debe adaptarse a las nuevas necesidades.

Igual que es relativamente fácil identificar los nuevos establecimientos especializados en comida orgánica y ecológica, en los lineales la oferta muchas veces se pierde y en otros como la venta automática ni siquiera se pueden identificar si no se emplean recursos externos para llamar la atención sobre ellos.

El sello que buscan los consumidores que tienen cierto conocimiento del tema es el de la Unión Europea, aunque existen otros que también son válidos. Todo producto ecológico, para ser comercializado como tal, tiene que ir certificado con esta etiqueta. Es la normativa específica de la Unión Europea la que establece el procedimiento en su producción que debe ser avalado por un organismo independiente.

Este sello es igual en toda la unión, con las mismas normas, pero emitido por empresas privadas, encargadas del control y la certificación. Aquí es donde empiezan a producirse ciertos conflictos en cuanto a la manera de conseguirlos, los productos que se permiten para el tratamiento en los cultivos o el posible tráfico de influencia que pueda surgir.

Aún así, como nos aclara Baltá “actualmente, los plaguicidas y productos fitosanitarios autorizados para el uso en la producción ecológica se encuentran especificados en el anexo II del Reglamento 889/2008”. En este sentido pues, existe una legislación que permite dirimir aquellos productos que están autorizados de aquellos que no lo están.

Asimismo también se describen las condiciones de utilización de estos productos. Los productores tienen que pagar por esa certificación, una cuestión que también levanta grandes controversias y que exige más a quien intenta hacerlo mejor y a quien además asume unos costes de producción muchas veces superiores por esas particularidades que exige el cultivo de alimentos ecológicos. Luego es la administración la que vela por el cumplimiento de la norma y la que audita a las empresas que obtienen el sello.

En este sentido, muchas pequeñas empresas se quejan de los trámites, el coste y la burocracia, que en algunos casos les impide acceder a este distintivo, mientras que las grandes empresas con sus recursos tienen muchas más posibilidades.

En esta maraña de dificultades reside también el encarecimiento de los productos, principal obstáculo para que no termine de despegar la alimentación ecológica como resalta el Gabinete Jurídico de FACUA: “Los productos ecológicos siguen siendo concebidos como productos gourmet o premium, con un valor añadido, y siguen siendo más caros”.

Una tendencia que se instala en el vending con mayor aceptación

En esa corriente de vending saludable, la opción de aportar además productos ecológicos viene prácticamente de la mano. Muchas de las empresas que ofrecen alimentos y bebidas más equilibradas también se apoyan en materia prima proveniente de la agricultura ecológica, sobre todo, cereales, frutas y verduras.

En el canal de la venta automática el gran reto sigue siendo hacerlos apetecibles y atractivos para competir con unos productos de impulso indulgentes que llevan años triunfando en las expendedoras gracias a sus contenidos azucarados como es el caso de las chocolatinas.

“Hay que insistir en el trinomio sano, atractivo y deseable para el consumidor. Cuando la experiencia del consumidor es la adecuada el producto vende”, afirma Carolina Rubio, directora de programas de Innobasque.

Hasta ahora la industria no ha tenido limitaciones en relación a cantidades de grasas, azúcares y sal y se ha centrado en desarrollar productos atractivos y deseables, pero se puede perfectamente introducir la variable de saludable.

Una de las últimas empresas especializadas en proporcionar productos para el vending que se fija en lo ecológico por encima de todo es Finas Horneados que ha desarrollado una nueva línea para su catálogo de productos a base de harinas de trigo y espelta ecológica. La última referencia que ha incorporado dirigida al canal vending ha sido el snack de espelta integral ecológico con semillas de girasol y sésamo negro, una variedad que estará presente en el stand que la marca llevará a Alimentaria para dar a conocer su gama bio, una alternativa que han desarrollado tanto para el Horeca como el retail y vending. “Siempre hemos apostado por la alimentación saludable y no como una moda, sino por convicción”, explica José Luis Vicent, director comercial. Y es que no solo hablamos de productos horneados, sino de elaborados que incorporan aceite de oliva virgen extra y materia prima de gran calidad.

Vending ecológico

Otra empresa que ha querido introducirse en el canal aprovechando también su experiencia en otros ámbitos de consumo es Bio For All. “Nuestra misión es acercar la alimentación ecológica certificada totalmente libre de tóxicos a todos los lugares, desde un simple snack, a platos listos para tomar, fruta fresca, bebidas frías, bebidas calientes, alimentos sin gluten…. queremos que comer bio sea fácil”, destacan.

Prestan un servicio integral de alimentación ecológica certificada para colectividades mediante máquinas expendedoras de bebidas calientes bio y frías y alimentación, fruta fresca, snacks dulces y salados, yogures, postres vegetales, bocadillos, ensaladas, platos preparados, alimentación infantil, etc. “Seleccionamos los productos más adecuados para cada tipo de centro”, especifican.

El caso de VerdVending

Al margen de lo que pueden aportar las grandes y pequeñas marcas en su inclusión en la venta automática, existen iniciativas surgidas en la propia industria del vending para potenciar el consumo de productos ecológicos. Un caso es el de VerdVending que comercializa snacks, bebidas, cafés y productos de higiene personal, una selección de unos cincuenta productos de las cerca de 4.000 referencias que se venden en los supermercados Veritas.

En palabras de Jordi Cardoner, consejero delegado de la empresa, “la alimentación propuesta en las convencionales máquinas expendedoras de Vending debe evolucionar. El mayor conocimiento  en salud preventiva y el mejor trato que le dispensamos a nuestro organismo fuerza a las empresas a adaptarse a las necesidades y voluntades de sus empleados. Nuestro crecimiento en las ventas  de vending ecológico así lo demuestra”.

El plan de negocio contempla  la instalación de 1.000 máquinas en los próximos 5 años en más de 400 establecimientos, básicamente empresas y instituciones sanitarias y educativas.

Bebidas calientes, una gran puerta de entrada para lo ecológico

Los productores y distribuidores de café están realizando un importante esfuerzo para introducir las etiquetas ecológicas en su oferta de vending, así como en la restauración en general. Aunque no es exclusivo de los cafés de Comercio Justo, lo cierto es que estos son un vehículo muy importante para el aumento de la oferta de estas referencias.

Como nos aclaran desde Fairtrade: “Uno de los estándares del Comercio Justo y por tanto de Fairtrade es la protección del medio ambiente, Fairtrade no exige a los productores esta certificación pero sí que el 50% de los productos con el sello Fairtrade llevan una certificación ecológica y se les anima a los productores a obtenerla, además se les da más Prima Fairtrade si tienen certificación ecológica”.

Aunque haya productores Fairtrade sin certificación ecológica, sí que existe el estándar del medio ambiente, que les exige cumplir con ciertas normas de protección, otra cosa es como hemos dicho que luego las empresas paguen por obtener el sello o no.

En este sentido, también nos aportan transparencia desde Copade. “En nuestro caso, tenemos la certificación de Comercio Justo y la certificación Ecológica en el país de origen. Ahora estamos realizando una importación de café y todo es Comercio Justo y Ecológico en origen y al importar. Para poder decir que nuestro café es ecológico aquí en España, necesitamos que el productor en origen tenga el certificado, que el exportador lo tenga, que el importador del país donde se va a vender lo tenga. Por lo tanto no es porque el café se produce de manera ecológica con cultivo que se importará ecológico, todo depende de la certificación del importador”, explica Sarah Maire, responsable comercial de la ONG.

En el segmento del chocolate, Barry Callebaut encabeza esta tendencia en la que las fronteras entre lo orgánico y lo sostenible se diluye. Como nos relata su responsable comercial Susanne Barrklint, la compañía elaboró un programa de sostenibilidad denominado Forever Chocolate para promover la producción sostenible en los países de origen y erradicar el trabajo infantil en los mismos.

Es uno de los pilares de su política y por eso cuenta con certificaciones tanto de Rainforest Alliance como de FairTrade y UTZ, este último en los productos Van Houten, marca con la que se comercializan gran parte de sus referencias en nuestro país. Una de las últimas que se incorporará a este catálogo es el chocolate premium Tanzania que verá la luz el próximo mes de mayo tanto para el canal Horeca como para la venta automática.

“La transición en el vending es tradicionalmente lenta, pero vemos claras tendencias hacia un consumo de productos más sostenibles y responsables. La transparencia y la sosteniblidad se están convirtiendo en la norma. Las marcas y los productos que cumplen con estos estándares y se crean de manera sostenible en toda la cadena de valor, desde el agricultor hasta el cliente, recuperarán la confianza de los consumidores”, remarcan desde Barry Callebaut.

A pesar de esta tendencia y de que identifican a un nuevo consumidor preocupado por la responsabilidad de los productos que compra y el origen de los mismos, la conciencia a veces no puede con el precio “un factor muy importante para los clientes españoles en comparación con otros países europeos”, advierte Susanne.

Y aunque no siempre que sea ecológico asegura una calidad mejor del producto, lo cierto es que la empresas procuran gran cuidado en que esta gama sea satisfactoria para el cliente. “Nosotros nunca comprometemos el sabor que es lo más importante. Los productos orgánicos de nuestra gama satisfacen las demandas de los consumidores para un consumo más saludable y sostenible”, especifican. “Todos los ingredientes orgánicos se cultivan, cosechan, producen y embalan sin productos químicos ni artificiales, dando a los ingredientes orgánicos un sabor y calidad superiores”, afirma.

Otra empresa que ha querido posicionarse en el canal a través de sus referencias ecológicas ha sido Cafés Candelas que tanto en su café como en sus infusiones ha potenciado su oferta ecológica. “Asociar el café de máquina con café de calidad es una de las apuestas de Candelas, por eso su catálogo de productos para vending se centra en cafés de tueste natural recién tostados”, destaca la firma. El blend 100% arábica de la línea de Café Ecológico confirma esta apuesta por la máxima calidad y se completa con un nuevo lanzamiento, el Café Ecológico Descafeinado, obtenido a través de un proceso de descafeinización por agua 100% natural y que permite mantener las propiedades organolépticas de origen.

Esperando a los superalimentos

El vending se adapta como puede a las tendencias alimentarias y aunque lo hace de una manera pausada, logra ciertos objetivos más que loables teniendo en cuenta lo reducido de la oferta en una máquina. v una denominación que se ha puesto de moda y de la que todos hablan.

Todavía está por ver si son una “supermoda” más dentro de la alimentación, pero lo cierto es que entre ellos se identifican productos ricos en nutrientes ya sean proteínas o grasas “buenas”, así como vitaminas y minerales. En las expendedoras apenas tienen un papel testimonial y, desde luego, ningún protagonismo o entidad propios. Se asocian con los productos saludables y solo algunas empresas lo están empezando a comercializar como “especiales” dentro del canal.

Fabricantes de snacks como Velarte los han empezado a incluir entre sus ingredientes como por ejemplo el sésamo o la quinoa, y empresas como Borges ya cuentan entre sus frutos secos con oferta dentro de esta clasificación.

Sin embargo, todavía se echa de menos un formato propio en otros fabricantes de alimentos para el canal que aproveche también el aumento de consumo de esta categoría fuertemente asociada a la salud y empleado como auténticas medicinas naturales.

Recibir información de máquinas y proveedores
Registrarse en Hostelvending
Buscar Empresas
Puede dar de alta gratuítamente su empresa, productos y/o máquinas de vending. Para ello solamente necesita registrarse y completar el formulario de alta de empresa en el directorio. Regístrese ahora.



Quiénes somos | Contacto
Aviso Legal | Política de Cookies | Política de Privacidad
C/ Ferrocarril del Puerto, 8. Oficina 18. (Málaga)
Publicidad - Tarifas - Dossier 2018 | Dossier 2018 (IN)
HostelVending.com se publica bajo licencia CC

CC