hostelVending
21
Lunes,
Mayo 18
Reportajes Tendencias |

¿Qué hay de nuevo este 2018? Las tendencias alimentarias que marcarán el actual perfil del consumidor

tendencias,alimentación,snacks,consumidor
Hostelvending.com | 2018-02-05

 tendencias alimentariasHOSTELVENDING.com 05/02/2018.-  Nuevo año, nuevo mercado, nuevo perfil de consumidor… y, por tanto, serán necesarias nuevas competencias para saber adaptar las máquinas de vending a las expectativas generadas.

En esta ocasión, la mayor parte del peso para renovarse recae sobre los fabricantes y proveedores, que deberán andarse rápidos a la hora de proponer nuevos productos con los que sorprender al mercado. 

Aunque si a ellos les corresponder proponer productos adaptados al consumidor, al final serán los operadores de vending quienes deberán ofrecer un servicio que responda a las expectativas de una forma satisfactoria. ¿Será capaz el vending de estar a la altura de las circunstancias?

Las necesidades sobre las garantías en cuanto a la seguridad alimentaria de los productos se están poco a poco asentando, y esto quiere decir no solamente que se traten de productos que cumplan con la legislación vigente, sino que además sean saludables y, cuanto más naturales mejor. 

Sin embargo, el consumidor está comenzando a ver más allá de esto y también se preocupa por cuestiones ambientales. ¿Se trata de un producto ético y sostenible? Porque en caso contrario puede ir en contra de sus valores.

Según los datos hechos públicos por la consultoría Mintel, los productos que se consideran a sí mismos como naturales (incluyendo aquellos que no tienen aditivos, los que son orgánicos o los que no han sido genéticamente modificados) han supuesto el 29% de los alimentos lanzados entre septiembre del año 2016 y agosto de 2017, lo que supone un incremento desde el 17% que suponían este tipo de productos con respecto al mismo periodo entre 2006 y 2007.

De una forma muy similar, los que se declaran como sostenibles y eco-friendly (tanto por el producto como  por el packaging), han aumentado a un 22%; aunque en este caso el dato de una década anterior era de tan solo el 1%.

Para Martina Miserachs, dietista-nutricionista y CEO de Healthia Certification, "disponer de una etiqueta clara está dejando de ser una tendencia para pasar a ser una exigencia de los consumidores".

A juicio de los expertos, cuatro grandes tendencias a nivel mundial están contribuyendo al auge de la alimentación saludable: una población mundial que envejece; una juventud cada vez más informada y conectada; el aumento de las enfermedades crónicas; y el constante incremento del auto-cuidado y la prevención.

En concreto, una de las consecuencias más visibles del aumento de la esperanza de vida es que los consumidores prestan cada vez más atención a la composición de los alimentos y evitan determinados productos por entender que pueden ser perjudiciales para su bienestar.

Esta tendencia está provocando que la industria agroalimentaria, siempre atenta a la evolución de sus clientes, impulse productos procesados con pocos ingredientes, en vista de que para un número cada vez mayor de consumidores comer algo que contiene glicina, ácido oxálico-300, nitrito de sodio y espumantes, por poner un ejemplo, parece quitar el apetito a buena parte la población, independientemente de que los aditivos empleados sean seguros para la salud. A tenor de ello, algunas marcas han decidido simplificar las formulaciones de cereales para el desayuno, panes y bollos, postres lácteos, chocolatinas, barritas y zumos, entre otros productos, a fin de incrementar la percepción de naturalidad.

Sin ir más lejos, el 80% de los consumidores europeos considera que la lista de ingredientes de un alimento es un factor clave en la decisión de compra, mientras que sólo el 53% considera la marca del fabricante el factor diferencial. 

Según cuantifica el estudio “Nielsen Survey: Consumer Eatings Habits”, un 68% de los consumidores admiten estar dispuestos a pagar un sobreprecio por alimentos y bebidas sin ingredientes indeseables. 

Otros estudios inciden en la misma idea: “tres cuartas partes de los encuestados globales (75%) están muy de acuerdo o de acuerdo en que están preocupados por el impacto en la salud a largo plazo de los ingredientes artificiales. 

Además, el 69% está de acuerdo o parcialmente de acuerdo en que los alimentos sin ingredientes artificiales son siempre más saludables”, puede leerse en “¿Qué hay en nuestra comida y en nuestra mente? Ingredientes y tendencias de comida fuera de casa alrededor del mundo”, el informe que publicara Nielsen en el año 2016.

 tendencias naturales

Contra la desconfianza, transparencia

Y según crece la producción de alimentos naturales y sostenibles, también lo hace la desconfianza del consumidor con respecto a los alimentos que no lo son, aunque también sobre sus ingredientes, procesos productivos y cadena de distribución.

Esta presión obliga a los distintos fabricantes a nivel global a ser honestos consigo mismos y con sus clientes, aunque también a abrir sus puertas y explicar cómo, dónde, cuando y con quién están contando para hacer que su negocio salga adelante. 

La transparencia en la industria alimentaria se han convertido en una obligación y debe servir también a un nuevo propósito: ayudar al consumidor a sentirse más seguro con las elecciones de compra.

Así, si la desconfianza es una amenaza, la claridad será la mejor medicina.  Una falta de honestidad se penaliza y mucho. De hecho, en torno al 60% de los usuarios de grandes urbes entrevistados por Mintel se han sentido defraudados cuando la empresa no ha sido del todo clara en cuanto al valor nutricional exacto de lo que está consumiendo.

Pero la transparencia adopta múltiples formas, ya que con algunos consumidores únicamente bastaría con conocer de dónde vienen los productos. En el caso de Europa, nos encontramos con países como Italia (70%), Francia (66%) o España (58%) donde los usuarios se sienten más tranquilos cuando el producto se ha hecho en su propio país. 

  

Productos de cercanía

Aunque no siempre los productos de cercanía son los que triunfan entre el gran público. En el caso del café, es posible ver una clara diferencia cuando comenzamos a hablar de “denominación de origen”. En este caso, identificar claramente el origen del grano y la relación con los productores puede ser un aliciente para atraer al posible consumidor.

Al mismo tiempo, las prácticas éticas son un sello también de confianza. En el caso de la leche en Reino Unido es algo que se ha comprobado con bastante precisión, donde el 57% de los adultos dan mayor confianza a las marcas comprometidas (como las que apoyan a los granjeros).

  tendencias alimentarias

¿Y ahora qué? El continuo conflicto en la mente del consumidor

El ritmo frenético de vida por parte del usuario, la constante conectividad a todo nuestro entorno, la desconfianza, la proliferación de normativas cada vez más restrictivas sumadas al bombardeo de los medios de comunicación, y un largo etcétera constituyen el caldo de cultivo perfecto para una percepción negativa del consumo.

Pero por si no fuera poco, en el caso del vending todo esto se ve agravado por la mala prensa que circula en torno a las expendedoras, que para muchos se han convertido en un icono de productos poco saludables (si hablamos de snacks) o de dudosa calidad (en el caso del café). Aunque no todo son malas noticias. Este acercamiento al bienestar suele variar de un individuo a otro, pero es innegable que ha marcado una nueva línea de fitness y dietas más o menos equilibradas.

En consecuencia, se está creando una burbuja de estrés innecesaria donde los protagonistas son los mensajes conflictivos en torno a unos u otros ingredientes, poniendo en el compromiso al consumidor de tener que buscar la opción menos dañina a cada momento.

Para adaptarse a este nuevo contexto, la solución más coherente es intentar facilitar lo máximo posible el acceso a los productos que vayan dentro de esta línea dentro de las máquinas de vending, dando siempre una alternativa saludable a cada una de las potenciales amenazas que puedan percibirse en las expendedoras. Por ejemplo, los consumidores de Francia, España e Italia ya han puesto de manifiesto su intención de reducir de forma activa su consumo de comidas hipercalóricas y los productos azucarados, una ideología que viene reforzada por medidas como el polémico impuesto al azúcar en Cataluña, el fin de determinados productos en ambientes escolares o en los hospitales o la obligatoriedad de incluir opciones saludables dependiendo del espacio y de la CCAA.

  

tendencias¿Pero qué es lo que quieren? Si es que quieren algo...

Vale, tenemos al usuario justo delante de la máquina de vending varios productos: una clásica palmera de chocolate, un snack salado pero saludable y una pieza de fruta. ¿Por qué se decantaría ese potencial cliente?

Obviamente la respuesta depende, pero ante tantos mensajes contradictorios, lo más probable es que finalmente el cliente se fije más en qué es lo que le aporta cada uno de estos productos antes de pensar en qué es lo que le sobra o lo que le falta. Es decir, ante tantos estímulos negativos, al final la decisión dependerá de las impresiones positivas.

En otras palabras, el punto óptimo quizás no se encuentre siempre en la pieza de fruta (que sin duda será percibida como la opción más natural y saludable), sino que la atención podría desviarse hacia un snack con ingredientes vegetales, como puede ser en el caso de los que están hechos a base de semillas.

Y es que, sin duda, todo lo que derive de los vegetales se encuentra dentro del imaginario colectivo de lo que es saludable. 

No obstante, esta es solo una tendencia y el modo de consumo actual ahora es algo distinto. Javier Ribera Lahoz, Director Comercial de Calidad Pascual, explica que, atendiendo a todo esto, lo primero es conocer al cliente de este tipo de alimentos. 

Así, el directivo diferencia entre el consumidor “concienciado”, como aquel que exige únicamente alimentos saludables en su dieta y que reúne únicamente al 6% de la población; y al cliente “compensado”, que supone el 16% de los españoles y se identifica con aquel que opta por productos saludables aunque no es tan restrictivo. Esto deja a un 78% de la población en una dieta más bien indulgente.

Otros datos, como los de la Consultoría Mintel, señalan que entre el 40 y el 60% de los consumidores (dependiendo del país) consideran que tomar un snack con alto contenido en azúcar, grasas o sal, también forma parte de una dieta equilibrada (aunque esta es una opinión que trae cola).

Obviamente estos porcentajes irán cambiando a lo largo del tiempo, y lo lógico es que crezca el número de clientes con una mentalidad “concienciada” y “compensada” en detrimento de las dietas más indulgentes. 

¿La conclusión? 

“Los snacks, además de ser sanos, deben estar buenos”, apuntala con todos estos datos Ribera, quien a su vez expone que si bien el mercado se dirige hacia productos saludables, debe procurarse siempre que estos sigan siendo atractivos para el público con la finalidad de alcanzar a mayor número de personas.

Como ejemplo, el responsable de Calidad Pascual se refiere al caso de Coca-Cola Zero, quien poco a poco está desplazando a su versión azucarada. Para Ribera, la clave se encuentra en llegar al público objetivo con productos llamativos y poco a poco convertir a los más indulgentes  en consumidores con una dieta equilibrada invirtiendo en productos sanos de calidad.

 

 Nuevas sensaciones: puro placer

¿Sabores innovadores?, ¿aromas sorprendentes?, ¿colores llamativos? Nada de eso, el nova más se encuentra en las texturas, quienes ya han sido calificadas como la última herramienta del mercado para captar clientes y trabajar la experiencia de consumo.

Por supuesto, cuanto más campos sensoriales se cubran, mayores son las probabilidades de éxito. Hablamos de la oportunidad de evocar recuerdos, algo que solo puede conseguir orquestando correctamente los sentidos de la vista, el gusto y el olfato.

Y todos estos sentidos seguirán siendo importantes, pero en 2018, de hecho, incluso hasta el sonido o el tacto de los productos (con su textura) servirán para deleitar al usuario con nuevos productos. 


tendencias¿Qué es lo que se busca dentro del mundo de las texturas? Los actuales fabricantes se encuentran concentrados buscando combinación que puedan llegar a sorprender, cómo snacks que sean cremosos y crujientes a la vez; bebidas a base de vegetales con una densidad y consistencia mayor, o simplemente alimentos que sean percibidos como funcionales.

En este sentido,  se ha convertido en un hervidero de ideas extravagantes con las que sorprender al consumidor, aunque no hace irse tan lejos para comprender que en Europa ya hay proveedores capaces de dar respuesta a las demandas de los usuarios.

De hecho, según los datos de la consultoría Mintel, España se ha convertido en uno de los países de la unión europea que se encuentran a la cabeza en la búsqueda de nuevas textura, un claro toque de atención a los operadores para que no tengan miedo en innovar dentro de las expendedoras.

¿La clave del éxito? Depende del país del que estés hablando y de la cultura alimentaria. Pero a nivel global, se están barajando interesantes opciones como pueden ser bebidas carbonatadas con pulpa(reino unido);  zumos con texturas diferentes (Europa); híbridos de los clásicos “chips” en las galletas (Norteamérica), o incluso bebidas con semillas (Sudamérica).

Lo que se ha demostrado es que dentro de la innovación hay juego suficiente para añadir un ingrediente más: la customización del producto.  En el caso del vending, esto es algo que se encuentra con la gran barrera de que la gama de productos ofertada en las expendedoras es bastante limitada, de ahí que por fin podamos hablar del auge de aplicaciones móviles que hacen posible la conexión hombre-máquina ayudan a ofrecer esa experiencia mucho más customizada a cada cliente.

Año 2020: las megatendencias que marcarán el futuro del vending

Recibir información de máquinas y proveedores
Registrarse en Hostelvending
Buscar Empresas
Puede dar de alta gratuítamente su empresa, productos y/o máquinas de vending. Para ello solamente necesita registrarse y completar el formulario de alta de empresa en el directorio. Regístrese ahora.



Quiénes somos | Contacto
Aviso Legal | Política de Cookies
C/ Ferrocarril del Puerto, 8. Oficina 18. (Málaga)
Tfno.: 952 338 751
HostelVending.com se publica bajo licencia Creative Commons

CC