hostelVending
21
Sunday,
October 18
Entrevista Enrico Frabetti, representante de FIAB |

“La reformulación es un proceso complejo que requiere tiempo e inversión”

fiab,plan de colaboración,ministerio,enrico fabretti
Hostelvending.com | 2018-04-09

Enrico Fabretti de FIABHOSTELVENDING.com 10/04/2018.- La Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas es una de las entidades que se ha comprometido con el Plan de Colaboración para la Mejora de la Composición de los Alimentos y Bebidas y Otras Medidas (2017-2020) elaborado por el ministerio de sanidad. Hablamos con Enrico Frabetti para saber cómo se van a afrontar los compromisos adquiridos y qué objetivos se persiguen.

-¿Cómo se involucra FIAB en la elaboración del Plan impulsado por el Ministerio?
FIAB, como organismo representante de la industria de la alimentación y bebidas y actor responsable, ha colaborado activamente con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en la elaboración de este Plan que recoge la voluntad de todo el sector, implicado en dar un paso más allá en su compromiso con la salud y las nuevas exigencias de los consumidores.
FIAB representa a los sectores de la industria de alimentación y bebidas de cuyo esfuerzo ha resultado cada uno de los compromisos adquiridos en este Plan, vertebrando con voz única el trabajo de toda la industria de la alimentación y bebidas..

-Dentro de las principales responsabilidades que se encarga a la industria está la reformulación de productos, ¿en qué consiste exactamente?
Cuando hablamos de reformulación nos referimos a la mejora de la composición nutricional de los alimentos, modificando alguno de sus componentes sin que esto conlleve un aumento del contenido energético.
Hay que tener presente que no todos los productos pueden ser reformulados, en la elaboración del Plan se han tenido en cuenta las limitaciones tecnológicas, de seguridad alimentaria, así como los condicionantes en cuanto a propiedades organolépticas/aceptación del consumidor. Existen también limitaciones normativas, de forma que ciertas categorías de alimentos para mantener su denominación deben tener un mínimo de los nutrientes sujetos a reformulación.
Se trata por tanto de un proceso complejo y que requiere tiempo de investigación, inversión y adaptación.

-Reformulación de los productos existentes o lanzamiento de productos nuevos que ya estén adaptados a esos márgenes, ¿qué es más atractivo para la industria?
Cualquiera de las dos opciones es perfectamente válida ya que ambas tratan sobre la mejora de la composición nutricional de la dieta y se ajustan a las nuevas tendencias de los consumidores así como a nuestra visión de ofrecer una mayor oferta de productos.
Tanto los esfuerzos empleados en formulación como en el desarrollo de nuevos productos (innovación), se realizan a partir de la plena garantía del cumplimiento de la seguridad alimentaria, la óptima calidad de los productos y el adecuado aporte nutricional enmarcado en un estilo de vida saludable.

-Ya en 2008 se inició un Plan para reducir la sal, ¿qué efectos ha tenido en la industria? ¿Cuáles fueron las medidas que se impulsaron y qué objetivos se han alcanzado?
Efectivamente, en 2008 el Grupo de Alto Nivel en Nutrición y Actividad Física de la Comisión Europea de la UE estableció el Marco europeo para la reducción de sal, en el que se trabajó especialmente en cuatro grupos de alimentos: panes, platos preparados, productos cárnicos procesados y quesos.
La industria y la distribución de alimentos en España llevan años trabajando de forma voluntaria y coordinada con la AECOSAN en la reformulación de alimentos, y concretamente en la reducción de sal. Numerosos sectores han realizado ya importantes esfuerzos en reformular sus productos reduciendo el contenido de sal desde hace años, como el sector panadero, los derivados cárnicos o los aperitivos.
La propuesta que ahora hace el Plan de Mejora de Composición es un pasó más allá y da continuidad a las iniciativas anteriores. Todos estos procesos destacan el recorrido de la industria por contribuir con opciones más saludables al consumidor. No hay que olvidar también que la sal cumple funciones de seguridad alimentaria por su capacidad de conservación para determinados productos, y previene la contaminación por microorganismos.

-Se habla de los esfuerzos que debe realizar la industria pero no tanto de los que dependen de la Administración y que pasan por el fomento de la educación alimentaria, las facilidades de acceso a alimentos más sanos y que normalmente son más caros, el fomento del deporte, ¿cree que las acciones que se están impulsando en estos ámbitos son suficientes o están logrando sus objetivos?
Uno de los compromisos más significativos de nuestro sector es contribuir a un estilo de vida saludable. Los alimentos y bebidas son un actor muy implicado en este sentido, pero no es el único factor que influye. La mejora de la salud se puede lograr desde un enfoque multidisciplinar a través de un amplio espectro de acciones.
Somos uno de los países de la Unión Europea que menos actividad física realiza. Según el último informe Actividad Física en niños y adolescentes en España, solo el 30% de los niños y el 12% de las niñas menores de 10 años realiza un mínimo de 60 minutos diarios de actividad física global. Al mismo tiempo, según el último Informe Aladino de 2015, en los últimos tiempos ha descendido la tendencia a la obesidad infantil en menores de edad de entre 6 y 9 años, dato que igualmente nos anima a seguir profundizando en esta dinámica preventiva desde la industria alimentaria.
Por ello, resulta clave poner en marcha otras acciones dirigidas a la formación de los consumidores y a la promoción de una dieta variada y equilibrada, la práctica regular de actividad física y estilos de vida saludables desde la infancia. Sólo con la aplicación de todos los enfoques posibles y de la implicación de todos los actores, podremos conseguir un impacto realmente efectivo y completo.

-¿Cree que con estos compromisos se va a lograr que las CCAA dejen de regular a través de la imposición de tasas a determinados alimentos?
El Plan es una actividad de carácter nacional. Además no hay que olvidar que actualmente nos movemos en un mercado europeo por lo que las estrategias deberían ir enfocadas a nivel europeo para garantizar que se cumplen los objetivos perseguidos.
La Estrategia NAOS especifica que no existen alimentos buenos o malos, sino una equilibrada o no; cada alimento contribuye en la alimentación, por lo tanto no parecen apropiadas iniciativas impositivas.

-¿Cómo está afectando la medida tomada en Cataluña?
Desde FIAB, junto con el resto de eslabones de la cadena agroalimentaria, entendemos que el impuesto a las bebidas azucaradas aprobado en Cataluña vulnera la libre circulación de mercancías, la unidad de mercado, y el principio de igualdad y no discriminación. Se trata de una medida recaudatoria.

En países como Portugal este tipo de medidas están dando buenos resultados, ¿cree que podría ser un modelo a imitar en nuestro país?
No hay una evidencia científica contundente sobre la idoneidad de de imponer cargas impositivas sobre alimentos y bebidas. El abordaje de la mejora de la salud de los consumidores debe entenderse desde un amplio espectro de acciones, desde la educación y la promoción de estilos de vida saludable desde la infancia, así como la incentivación de una dieta moderada, equilibrada y variada y la práctica de actividad física.

¿Cómo ha cerrado 2017 para la industria de la alimentación y bebidas?
A falta del cierre de las cifras definitivas, todo parece indicar que 2017 continuará en la senda del crecimiento que el sector viene marcando en los últimos años. Volvemos a confiar en la producción, el empleo y las exportaciones como variables significativas que permitirán seguir consolidando la industria de alimentación y bebidas como motor de crecimiento económico y social.

¿Qué objetivo se ha marcado la industria para este 2018 al margen de ir cumpliendo con este Plan?
Hace unos años FIAB y el sector en su conjunto lanzaron el Marco Estratégico en el cual se fijaron cuatro grandes retos con el horizonte puesto en 2020. Continuamos por tanto en un proceso de mejora de la eficiencia en el sector, apostando de forma decidida por la creación de valor y la internacionalización y promoviendo un proceso de dinamización de las empresas, a fin de obtener un tamaño suficiente que les permita competir en los mercados globales y hacer frente a los cada vez más complejos retos a los que nos enfrentamos. FIAB por tanto, trabaja para que la industria de alimentación y bebidas sea la locomotora de la economía, el empleo y la imagen de España, siendo competitiva en cualquier mercado global, atrayendo el mejor talento, basada en su seguridad, calidad y desarrollo científico y tecnológico.

No más impuestos al azúcar; sí más compromiso de la industria

Recibir información de máquinas y proveedores
Registrarse en Hostelvending
Buscar Empresas
Puede dar de alta gratuítamente su empresa, productos y/o máquinas de vending. Para ello solamente necesita registrarse y completar el formulario de alta de empresa en el directorio. Regístrese ahora.



Quiénes somos | Contacto
Aviso Legal | Política de Cookies | Política de Privacidad
C/ Ferrocarril del Puerto, 8. Oficina 18. (Málaga)
Publicidad - Tarifas - Dossier 2018 | Dossier 2018 (IN)
HostelVending.com se publica bajo licencia CC

CC