¿Qué es la distribución automática?

En términos generales, la distribución automática es la venta de bienes a través de máquinas de expedición automática. Una industria que está experimentando un crecimiento vertiginoso en los últimos años. Por su naturaleza, es un modelo de negocio que se adapta totalmente al ritmo de vida actual; supone un sector extraordinario para introducir las nuevas tecnologías e innovaciones, siendo un sector ideal para todo tipo de negocio y objetivos. 

Uno de los puntos clave para entender este modelo, se halla en la posibilidad de los medios de pago que permite. Con la llegada de las nuevas tecnologías, no solo integra el pago por monedas, billetes o tarjetas, sino que incluye la posibilidad de pagar a través de tu smartphone sin la necesidad de llevar la cartera encima. Simplemente, pulsando un botón o girando una perilla, obtenemos la mercancía seleccionada. 

Nacido para satisfacer la necesidad de los consumidores de adquirir todo tipo de artículos de forma rápida, sencilla y eficaz, ofrece la posibilidad de obtener un producto a cualquier hora del día. En ese sentido, contar con una o más máquinas automáticas, implica contar con un vendedor los 365 días del año, 24/7. 

Las premisas en las que se basa – únicamente contar con una máquina y elegir una localización – son accesibles para la mayoría de los bolsillos, desde los más modestos (una ó dos máquinas que sirvan de ingresos complementarios a otra actividad) hasta aquellos que quieren entrar por la puerta grande en esta industria. Actualmente, existen ya varias firmas de distribución automática que forman parte de las empresas españolas más importantes, en cuanto a facturación se refiere.

En resumen, la distribución automática supone la actividad comercial más lucrativa y con mayor miras de expansión, suponiendo un gran beneficio para empresas, clientes y usuarios finales. Antes de entrar en este apasionante negocio, debemos conocer todo el abanico de posibilidades que presenta, para escoger el más adecuado para tus metas.